Tras el 2-0 y el pitido final, pareció que los jugadores bolivianos no le quitaron la marca al argentino, ya que se le acercó medio equipo para pedirle la camisetas de futbol baratas a Leo.

Pero Leo Messi quiso ser espléndido con los futbolistas bolivianos que quedaron algo decepcionados sobre el terreno de juego. Chumacero, que coincidió con Leo Messi durante el control antidoping, logró intercambiar la camiseta de entrenamiento tras pedírsela al argentino y el delantero boliviano Miguel Suárez obtuvo otro obsequio por parte de Messi, pero no quiso precisar de que regalo se trataba. Saucedo, el 'ganador' de la camiseta Lionel Messi lanzó un tweet con una fotografía de la camiseta y diciendo. "Vaya regalazo".

 

El Argentina-Bolivia tuvo también anécdota antes de comenzar el encuentro. Los bolivianos pasaron a saludar a Leo Messi y el resto de jugadores argentinos antes de que acabasen de sonar los himnos ante la estupefacción de futbolistas y público.